Double map of altera.png

ARTE

COROGRÁFICO

 

¿QUÉ
ES ATLAS ALTERA?

¿POR QUÉ
USAR UN MAPA?

¿CÓMO
TOMA IMPORTANCIA EL LENGUAJE?

¿CUÁNDO
APARECE LA HISTORIA?

NUEVOS CIMIENTOS
FICCIÓN SINTÓPICA

REDESCUBRIENDO EL SIGNIFICADO DE DESCUBRIR
CONOCE AL CREADOR

COMENZANDO UN EQUIPO
CONCE A LOS PRINCIPALES CONTRIBUYENTES

REUNIENDO UNA COMUNIDAD
CONOCE A LOS QUE NOS APOYAN EN PATREON

¿Qué es Atlas Altera?

UN LAMENTO EN LA CREACIÓN DE UN MUNDO

Multiculturalismo, pluralismo, liberalismo: estos ideales, cada vez más, están siendo cooptados por el libre mercado y la lógica de la globalización neoliberal, en vez de suponerse como fines en sí mismos. Los ciudadanos del mundo hoy son consumidores. Incluso en el 2022, las Naciones Unidas y casi todos los proyectos cosmopolitas se enfrentan al cinismo, mientras se sigue pagando la idolatría digital con la complejidad de la humanidad. Estamos perdiendo lo que enriquece a nuestro mundo.

 

Del mismo modo que los ecosistemas de nuestro planeta están en peligro, una gran parte de nuestra inmensa diversidad cultural está al borde de perderse, luego de haber prevalecido hasta este momento de la historia humana.

 

Para combatirlo, debemos desafiar nuestros imaginarios. El medio es el mensaje. Por décadas, la humanidad fue representada por un disco dorado que flotaba en el espacio, y hoy por una foto de una pareja Akha en el norte de Tailandia. En cambio, el telón de fondo de la humanidad, el mundo (como realidad y como imaginario) se representa en un mapa político diseñado para que lo entiendan los alumnos de cualquier escuela. Atlas Altera es un ejercicio ficcional y cartográfico para reimaginar ese telón de fondo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atlas Altera es una respuesta a cómo representamos e imaginamos geográficamente el mundo en el que vivimos. En lugar de un estéril y homogeneizante “fin de la historia”, este mundo tanto extraño como familiar muestra a las diferencias culturales florecer. La construcción de este mundo se desarrolla a partir de una serie de escenarios alternativos de la historia que ayudan a alcanzar el objetivo del proyecto: maximizar las diferencias. Aunque se basa en la historia real, el proyecto diverge en la forma escrita por Aristóteles: en vez de representar las cosas como fueron o como son, describe las cosas como podrían ser.

El proyecto se deriva de una creencia similar a la de Richard Rorty, de que para hacer un cambio significativo se debe representar al pasado de una nueva forma. Aquí, no solo se renueva el pasado sino todo lo que existe. Pero, a diferencia de muchas fantasías o historias alternativas convencionales, este proyecto busca hacer un lugar para aquellos que fueron desfavorecidos en los conflictos por sus fronteras bajo la lógica de que “el ganador se lleva todo”. Se trata de llevar al centro a quienes están en los márgenes, para que ellos también, como dice Wade Davis, tengan un lugar en la mesa de la sabiduría humana.

Al reconocer que los mapas políticos escolares terminan por generalizar y borrar ciertas partes del mundo, y siendo pragmáticos con la territorialidad, Atlas Altera pone en foco a los países como la base para mostrar las diversidades en nuestro tiempo (dialectos, conocimientos, prácticas, tradiciones, creencias) que corren el riesgo de desaparecer.

Aparte de los mapas temáticos, la historia de Altera se reparte en placas y narrativas corográficas, con un estilo de escritura de viaje y enciclopédico a la vez, e inspiradas en la tradición de la corografía y geografía regional, más en la línea de Carl Sauer que en la de Vidal de la Blache o Friedrich Ratzel.

REDIBUJANDO EL MAPA PARA REPRESENTAR

¿Por qué usar un mapa?

Atlas Altera es una ficción sintópica. Surge de un amor por lo único de cada lugar y la necesidad de compartir ese amor a través de los mapas y la narrativa corográfica. Es una celebración de la geografía, la historia y los idiomas, así como de las maravillas que se esconden entre nosotros. Al reconocer que un mapa y una descripción pueden abrir miles de posibilidades a la imaginación, se busca crear el trasfondo que merecemos. Como creían los románticos del Siglo XIX, Atlas Altera le da a la gente un nuevo pasado que los guía hacia un mundo asombroso para que conserven.

En Atlas Altera, las diversidades culturales de nuestra realidad (la gente, los dialectos, los conocimientos, las prácticas, las comidas, las tradiciones, las creencias, los mitos) se traen al frente. El mundo está lleno de diferentes culturas, pero hoy en día no se le presta la suficiente atención. En un nivel básico, Atlas Altera se trata de la representación: de que los marginalizados, los que fueron borrados del mapa, vuelvan a aparecer para mostrar la urgencia de ciertas causas o algunas de sus necesidades.

El proyecto puede ser descripto como ironía corográfica: es un trabajo de redescripción, un ejercicio de representar lugares de nuevas maneras. La intención no es enaltecer ninguna nación ni alentar al revanchismo, sino hacer foco en la herencia cultural tan diversa que existe en el presente y que, en gran parte, ha sido ocultada y olvidada. Pero, más importante, Atlas Altera se trata de mostrar bien claro lo que se puede llegar a perder.

Humanity_Akha_couple.png

La imagen principal de la entrada de Wikipedia para "Humano.".

Derivada de la foto por Manuel Jobi, llicenciado bajo CC BY-SA 2.0.

EL FONDO QUE NOS IMAGINAMOS ES TAN IMPORTANTE CÓMO REPRESENTAMOS NUESTRA HUMANIDAD.

 

Nuevos Cimientos

FICCIÓN SINTÓPICA

Aunque en Atlas Altera la historia alternativa es un dispositivo creativo, el proyecto se diferencia de otros trabajos en este área. En lugar de elegir un punto de divergencia en nuestra historia, se investiga un plétora de contrafactuales, cada uno con su potencial de haber preservado una mayor diversidad. Como algunos pueden señalar, esto significa que el proyecto no tiene un enfoque completamente realista.

Es mejor entender al proyecto como una obra de ficción sintópica (la primera de todas): un ejercicio creativo para traer a la superficie las maravillas humanas que existen bajo las naciones y estados de nuestro mundo y que en ocasiones se esconden, se hunden, se marginalizan y hasta se persiguen y se erradican de forma violenta.

 

Como el objetivo es capturar en el mapa la mayor cantidad de aspectos de nuestro mundo, Altera es realista a su manera. Irónicamente, lo que no es realista es cómo imaginamos y conocemos nuestro propio  mundo a través del poco inspirador mapa político de la escuela. Lo distintivo y lo más rico de la humanidad se pierde en los imaginarios geográficos pintados en aquellos mapas, y memorizar los casi 200 países no sirve para nada.

 

Junto con lo que muchos críticos llamarían un uso sin restricciones de la ilusión histórica, Atlas Altera presenta geografía alternativa. En otras palabras, coquetea con fantasías de la geografía física. Estos cambios son conservadores y, en teoría, solo tienen efectos locales, por lo que solo debería haber cambios mínimos en los sistemas naturales de la Tierra en general. Además, estas invenciones en la geografía suelen estar limitadas a unas pocas áreas estratégicas que permiten alcanzar el objetivo del proyecto, que es maximizar las diferencias. En cada caso, las diferencias entre la geografía física de Altera y la de nuestro mundo ofrecen algo de protección o actúan como un mecanismo de aislamiento para ciertos pueblos o comunidades que habrían sido conquistadas por los imperios en épocas de expansión.

Todo esto es para decir que Atlas Altera es un trabajo creativo atrapado entre géneros. Por un lado, pisa los terrenos de la historia alternativa liberal y de la fantasía dura. Para complicar el asunto, se vuelve contraproductiva y contradictoria al contar también ciertas verdades a través de mentiras. La ficción, al fin y al cabo, es a veces más efectiva para dar cuenta de los hechos. La creencia aquí es que, al redescribir el mundo, existe una mayor chance de darle a la gente un conocimiento geográfico más holístico de nuestro mundo. Para contar estas mentiras, Atlas Altera se basa en hechos y conocimientos de geografía, antropología, lingüística, historia y hasta arqueología.

avatarcompass.png
Double map of altera - cutted.png

En lugar de representar las cosas como fueron o como son, Atlas Altera las describe como podrían ser.

 
 
 
African Lects.png
Languages_Crucea_Deviantart.png

ACEPTANDO A BABEL Y HACIENDO LAS PACES CON UN MUNDO DIVERSO

¿Cómo toma importancia el lenguaje?

Hoy en día, solo veinte o treinta idiomas son el dialecto oficial de alguno de los casi 200 países en el mundo. Estos son idiomas que, gracias a una combinación de hegemonías, globalización y la violencia de ciertas naciones-estado, en algún momento acabarán por forzar la desaparición de otros lenguajes. Incluso muchos idiomas oficiales son propensos a caer: desde Irlanda a Nigeria y pasando por India, el pronóstico es desalentador. El inglés, como el idioma dominante en los negocios, las artes, la comunicación y la burocracia, lleva la delantera para ganar todo el territorio. Lo que es peor es que los idiomas dominantes de nuestro tiempo representan apenas unas doce familias lingüísticas, cuando en realidad existen unas doscientas en la actualidad, muy distintas entre ellas.

 

En Altera, la situación es la contraria: aquí resurgen más de mil lenguajes que se convierten en el idioma oficial en algún punto del mapa. Cada familia está representada por lo menos una vez. De este modo, existen más familias lingüísticas e lenguas aisladas en Altera que países en el mundo real. Pero, incluso así, Altera está lejos de ser irreconocible: no es difícil comparar su mapa lingüístico con el de nuestro mundo. Al fin y al cabo, parece que sí hay lugar para todos.

 

 

En muchos casos, un país en Altera es una representación cartográfica de la prevalencia en la población de un grupo étnico-lingüístico real. Pero los países en el mapa de Altera también muestran los contrastes de nuestro mundo, al explorar todos los cambios y variaciones en la historia como son posibles para llegar a nuevos escenarios de lo que podría haber sido: más diferencias en todas las formas que se puedan imaginar. Y no es solo la diferencia humana. Como el proyecto se orienta por la geografía, se exploran otras posibilidades en los terrenos, los biomas, la flora y la fauna.

 

Un detalle del foco en el lenguaje, sin embargo, es que Atlas Altera no se preocupa por el nacionalismo étnico, aunque sea en un sentido general. Es importante no confundir la búsqueda pragmática de criticar el poder coercitivo del estado moderno para garantizar la persistencia cultural a través de una búsqueda de homogeneidad étnica o de la identificación del país con una etnia específica.

También sería fútil intentar representarlo todo. No todos logran ser parte de este mapa. Aún existen incontables minorías en los más de mil estados de Altera: gente que no tiene el privilegio de la representación política en una forma ideal. Aunque el destino de muchos de esos grupos étnico-lingüísticos es incierto, en muchos casos, de todos modos sus posiciones sociales y políticas en Altera son mucho más favorables que las que los engloban en nuestra realidad actual.

¿Cuándo aparece la historia?

CREANDO UNA HISTORIA TAN DIFERENTE COMO VEROSÍMIL

Lograr un mapa político con una representación maximizada de la diversidad en el nivel político es simple: se debe usar una historia alternativa como mecanismo de creación. En escenarios políticos con resultados de suma-cero, los ganadores ganan menos y los perdedores pierden menos.

 

Sin embargo, para que Altera funcione, se necesita una narrativa verosímil. Aunque Atlas Altera hace uso de una historia alternativa bastante libre, en cada punto de convergencia hay un grado razonable de consistencia. De este modo, se crea una línea de tiempo cohesiva e interconectada, con tanta complejidad y autenticidad como la que todos conocemos. Esto significa que los escenarios alternativos de Atlas Altera no son radicales, porque todos los países deben tener procesos históricos que, de algún modo, favorezcan el desarrollo de algunos territorios familiares como los Estados Unidos. Y, con el toque extra de la estética de un mapa profesional, una cartografía de Altera colgada de una pared puede convencer fácilmente de que está retratando la realidad. El trasfondo puede darse por sabido pero, aún así, la ficción sintópica logra colarse en la realidad.

 

De todos modos, este no es un proyecto utópico. Los hilos del mundo real se tejen de nuevas formas. Algunas minorías lo siguen siendo. Los conflictos eternos siguen estando, aunque sea para mantener el realismo, la continuidad y la complejidad. La violencia y las atrocidades continúan sucediendo, aunque en Altera parece haber un camino hacia la solución. Al fin y al cabo, el proyecto busca mitigar las pérdidas e inspirar algo que se le parezca a la esperanza.

 

El truco principal de Atlas Altera es retomar conflictos que se han olvidado en nuestra historia. El punto no es que se vuelvan a generar problemas, sino más bien apoyar a aquellos que buscan recuperar su espacio en el presente. Aunque las generaciones sigan pasando, la cultura puede sostenerse desde los márgenes. Solo se necesita que una persona recuerde para resurgir.

CornerMap_Peopling_SpeciesMigration.jpg
CornerMap_RadicalPopulationDisrputions.jpg
Wan Caza sand dunes - Fezzan.png

Aunque las generaciones sigan pasando, la cultura puede sostenerse desde los márgenes. Solo se necesita que una persona recuerde para resurgir.

CONOCE AL CREADOR

Redescubriendo el significado de descubrir

Otra forma de entender Atlas Altera es conociendo cómo surgió como una especie de proyecto de pasión. Me hago llamar Telamon Tabulicus por conveniencia. Vivo una gran vida en Vancouver y, por mucho tiempo, he tenido este hobby extraño de crear mapas ficcionales, más que nada borrando y volviendo a dibujar las fronteras del mundo real. Casi siempre lo hacía solo, en mi tiempo libre, y no conectaba con otra gente online.

 

Mi hobby empezaba con la misma premisa que tienen todos los obsesivos de la cartografía desde jóvenes: escenarios alternativos de la historia. No quiero juzgar a otros pero, recordándolo ahora, creo que en esos días estaba como hechizado. Pensaba en términos de estados e imperios, con una lógica de gloria y gobernanza obsoleta. Aunque los fanáticos de la historia alternativa suelen interesarse por los bandos perdedores, casi siempre operan bajo la misma lógica de conquista y “gloria perdida”. La mayoría de mis primeros mapas eran eurocéntricos, y creo que esto era una consecuencia de lo que aprendía en la escuela.

 

Un día, pensando en un territorio más grande para la Nueva Guinea Alemana, mi perspectiva cambió. Estaba creando una historia alternativa para una tierra en la que la gran diversidad cultural, a diferencia de donde estoy en el Pacífico Noroeste, no fue dinamitada y arrasada por el estado como lo hicieron Canadá y los Estados Unidos. Entonces: si iba a soñar, ¿por qué iba a quedarme fantaseando con el colonialismo? O, más importante, ¿por qué soñar con más similitudes?

 

Creo que este cambio tiene que ver con que empecé a investigar caminos algo oscuros de Wikipedia, que me llevaban a artículos increíbles y desconocidos sobre antropología, etnobotánica y lingüística. Me di cuenta de que cualquier trabajo de fantasía o ciencia ficción estaba limitado por la imaginación del autor, y que la imaginación solo se puede construir desde lo que ya se sabe. En resumen, sus mundos crecían desde la ingenuidad humana. Las creaciones de Frank Herbert, J.R.R. Tolkien y George R.R. Martin se inspiraban en conocimientos tan ocultos como los ritos de iniciación del pueblo Sateré-Mawé del Amazonas o las mitologías menos recordadas por la filología anglosajona.

 

De a poco, comencé a incluir en mis mapas las historias enterradas de los pueblos y las tierras que descubría en mis lecturas. Fue un viaje de descubrimiento, tanto inspirador como desalentador. Estaba aprendiendo y volviendo a aprender sobre nuestro mundo y, en el proceso, me di cuenta de que la mayor parte de lo que estaba aprendiendo pronto sería del pasado. Me di cuenta de que vivimos en un mundo sin inspiración. Nuestro telón de fondo se ha vuelto aburrido. Parece que en todas partes hay una Georgia, un Springfield y un Newport, geografías recicladas de la imaginación colonial y ahora neoliberal. Pronto no habrá más diferencia que encontrar.

Y, en vez de dejar de lado mi hobby mientras estudiaba en la universidad, aproveché para darle un enfoque más crítico. Empecé a leer artículos académicos por fuera de mi área de especialidad, en especial para temas de vanguardia. Mi conocimiento creció mientras muchos se quedaban en el molde. Y hoy veo que mis mapas (y mis notas sobre lo que hacía) son básicamente un diario de mis descubrimientos, un dispositivo para recordar lo que encontré, de un aprendizaje a otro.

 

Ya pasaron diez u once años desde que empecé a hacer los mapas que terminarían siendo Altera. Durante la pandemia, intenté darle un cierre a este hobby y empezar a investigar nuevos intereses. También había sentido una experiencia de descubrimiento en la vida real, cuando de casualidad vi el cometa NEOWISE en el cielo mientras acampaba en un viaje al Sonido de la Desolación. Esto resultó en una motivación para imprimir mis mapas, aunque no podría decir por qué. Ordené mi trabajo, imprimí mis dos mapamundis principales y los colgué de las paredes. Eso fue solo una prueba, pero lo que salió no solo me sorprendió a mí. También deslumbró a mis amigos, a mi familia y hasta al impresor y el enmarcador. Mi pareja me alentó a que compartiera el proyecto inline, y eso fue el comienzo de Atlas Altera como lo que es hoy.

—T.T., Vancouver, 2022.

RegionalWorldMap.jpg

Entonces: si iba a soñar, ¿por qué iba a quedarme fantaseando con el colonialismo? O, más importante,  ¿por qué soñar con más similitudes?

Existen más familias lingüísticas e lenguas aisladas en Altera
que países en el mundo real.

 
 
 

1

Comunidad

CONOCE A LOS PRINCIPALES CONTRIBUYENTES

Además del equipo del proyecto, Atlas Altera tiene la suerte de contar con seguidores y viajeros de todo el mundo que apoyan con trabajos de traducción, opinión, gráfica y contenido. La comunidad está en constante crecimiento y es diversa. En el servidor de Discord se hablan decenas de idiomas, desde tamil a portugués, e incluso náhuatl e inuktitut. Acércate si tienes alguna habilidad o conocimiento que quieras compartir con nosotros.

3

World_cut.png

1

3

4

5

6

7

1

Telamon Tabulicus

Telamon Tabulicus es escritor y geógrafo. Sus ancestros son taiwaneses y trabaja en el compromiso civil de su ciudad, Vancouver. Es el creador de Atlas Altera, que aprendió diseño gráfico como un autodidacta para hacer “Una riqueza de las naciones” y “Representaciones corográficas”. Todavía investiga, escribe y diseña o supervisa todo el contenido del proyecto.

1

Triambakou

Triambakou es cartógrafo. Es de Vancouver con historia francesa y quebequense, pero creció alrededor del mundo. Ayuda a proyectar Altera en distintos mapas y está completando la compatibilidad del proyecto con GIS. También es Tristán en la serie del proyecto en YouTube.

2

Babus Hopesto

Babus Hopesto es un artista gráfico y diseñador francés que vive en Bordeaux. Es quien se encarga de los diseños de los sellos del proyecto, crea las postales y la simbología de la filatelia de Altera.

3

Matteo Cavallo

También conocido como Zveiner, Matteo Cavallo es un diseñador de comunicaciones y cartógrafo del piedemonte, que ahora vive en París. Es el líder del diseño gráfico de Atlas Altera, y es responsable de crear mapas y gráficos en el sitio cada mes.

Ilyas Lebleu

Ilyas Lebleu es un estudiante que completa sus estudios en Ecole Normale Supérieure en París. Les apasionan los idiomas y el diseño de juegos. Ayudan con las transcripciones IPA y la investigación relacionada con la lingüística, registran las pronunciaciones de los endónimos de los países en Altera y también están diseñando juegos para el proyecto.

4

Varjagen

Varjagen es un estudiante y artista gráfico holandés-frisón. Contribuye regularmente a los gráficos de los mapas y ayuda a coordinar el crecimiento de la comunidad alrededor de Atlas Altera. Es el creador de Una paloma toma vuelo, un mundo de ciencia ficción en el que todo el sistema solar es habitable.

5

Frank Hambach

Frank Hambach es un diseñador de software alemán, que ha descubierto su interés en los sistemas de calendario, lingüística, escrituras y diseño de fuentes a través de su trabajo en Atlas Altera. Está completando la tipografía de Visible Speech para el proyecto y ayuda con la gestión de datos maestros. También es corrector y desarrollador del proyecto.

6

Escodrion

Escodrión es un anglo-polaco en Polonia, que vive en el territorio que alguna vez fue el Gran Ducado de Posen. Es lingüista y traductor. Ayuda con la programación y la traducción del proyecto, y es común escuchar su voz en cada reunión o discusión. Es también el creador del escenario alternativo de la historia llamado Commonwealth Triumphant o La mancomunidad triunfante.

7

Juan F.

Juan F. es un economista argentino, apasionado por la cartografía y la literatura. Su trabajo consiste en traducir al español el sitio de Atlas Altera, así como las narrativas de las placas.

 

© 2022 by Telamon Tabulicus.

Double map of altera.png

ENZO

Ocoee, Florida

DANIEL

Philadelphia, D.C.

ANTONE

Nashville, Tennessy

ANCIENT AMERICAS

Lansing, Michigan

YEN

Thamien, Sonoma

KYLE

Konkow, Ginsan

LOUIS

Toronto, Canada

JIN

Toronto, Canada

JASON

Wetaskiwin, Sascatchewa

LISA

Wetaskiwin, Sascatchewa

Kitsilano, Belacoola

A.C.

COURTNEY

Kitsilano, Belacoola

SANDY

Kitsilano, Belacoola

TRISTAN

Kitsilano, Belacoola

PIPE

Granada, Elvire

MARTIN

Duga Resa, Croatia

MATTEO

Cuneo, Lombardy

CHARLES

Bourdeaux, France

CHRISTOPH

Gradec, Carinthia

ESCODRION

Poznan, Polony

FRANK

Berlin, Saxony

LARS

Potsdam, Saxony

VARJAGEN

Gronings, Frisse

JAROSLAV

Vilnius, Lithuany

DAN

London, England

JOSEPH

Oxford, England

JIM

Manceinion, Cumbreland

TECHNOSTALIN

A’Mhaoirne, Scotland

STEVE

Kowloon, Hongkong

TIANJUN

Bangka, Taiwan

OLLY

Wellington, Humbria

SCOTT

Wollongong, New South...